¿Realmente necesito medicinas…?

¿Realmente necesito medicinas…?

Durante muchos años solía ser una farmacia andante, trabajé algún tiempo en un banco así que peor (eran gratis las medicinas) todo me pasaba y todo me dolía pero, cuando salí de ahí se me quitó (ya no era gratis…) que casualidad, verdad?

Desde que empecé a adentrarme en el mundo de la medicina holística y alternativa, comencé a dejar la tradicional (la que se compra en farmacia) y tengo tiempo “curándome” así.

Esencias, tinturas hierbas, tecitos, medicina sagrada, meditaciones, cuarzos, energía, etc. Todo lo que la madre tierra pueda aportarme para mi transformación en salud y todo lo que yo debo de hacer para hacerme cargo de mí.

Comencé a entender mis 4 cuerpos: mente (la loca de la casa que no me deja), cuerpo (ese templo bendito que elegí), emociones (lo que me hace sentir viva), espíritu (lo que me conecta con la divinidad que habita en mí) y supe que requería atender a cada uno.

Cuando se presenta una llamada “enfermedad” requiero analizar cómo están mis emociones, cuáles me he permitido sentir, cuáles he callado, rechazado y reprimido; cuándo no he sido honesta e íntegra conmigo, que pensamientos he tenido últimamente, qué sensaciones no he percibido, cuánto he estado desconectada de mi y de la divinidad…

Revisando todo eso me doy permiso de sentir, de dejarme ser, de no rechazar, de aceptar lo que me viene a enseñar cada malestar y permitir que se transforme.

  • Me doy permiso de sentir, de llorar, de enojarme, de frustrarme…
  • Me doy permiso de relajarme, de cuidarme y apapacharme.
  • Me doy permiso de darme una pausa.
  • Me doy permiso de estar en mi interior.
  • Lo que resistes persiste recuérdalo siempre.
  • En lo que te enfocas, crece.
  • ¿En qué eliges enfocarte hoy?
Soy energía y cómo tal, cuando hablo, pienso, actúo y siento en baja vibración todo se desajusta, todo deja de manifestarse en su magnificencia divina. No estoy enferma solo estoy desequilibrada, desenfocara, distraída, desajustada; solo estoy desenchufada de mí, de mi Ser divino y del gran espíritu. Somos un fractal de la divinidad. Sí, tenemos todo el poder de la salud, del equilibrio Perfecto en todos tus cuerpos.

Tu eres la salud perfecta, tú eliges…

En lo que crees, creas.

Solo amor y mucho amor, solo abrazar lo que ES sin rechazar, compasión, no juicio, hablándole a cada célula constantemente recordándoles que son salud y que solo eso son, dando la orden para que con amor vibren en perfecta armonía. Mucho amor te mando yo y te abrazo fuerte.

Mi Ser saluda a tu Ser divino.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on tumblr
Share on pinterest
ALE FER-ASESORIA
Hola, mi nombre es Alejandra Fernández Dondé
Soy Alejandra Fernández Dondé y mucha gente hoy me dice Ale Fer, seré tu guía y acompañante en este fascinante camino hacia reencontrarte, reconocerte y lograr todo lo que has soñado. Confía, verás que sí es posible.
Próximos talleres y masterclass

ENERO 12 | 19 | 26 y FEBRERO 2

FEBRERO 1 (miércoles)

ENERO 13 | 20 | 27 y FEBRERO 3

ENERO 21 (jueves)

Artículos Relacionados

Herramientas emocionales
¡Respira!
× ¿Cómo puedo apoyarte?